viernes, 7 de mayo de 2010

El discutible mérito de ser ceporro


Una sociedad se construye sobre valores intangibles que acaban impregnandolo todo. A pesar de no mostrarse claramente , están ahí. Cada epoca, cada sociedad ha tenido los suyos. La nuestra también. Observo, con preocupación (porqué no decirlo) que en el "ideario colectivo" de nuestra sociedad han dejado de figurar como valores positivos la cultura y los conocimientos. No son percibidos como un medio de conseguir ser libre o ser feliz e incluso tener un futuro, sino más bien lo contrario: se transmite de que es mucho más facil y más eficiente conseguir la felicidad mediante la ignorancia, ya que el camino del conocimiento y la cultura es una inversión a muy largo plazo y lo que prima ahora, es el beneficio rápido y sin esfuerzo.

Esto viene al caso por unas imágenes de un programa de TV que he visto por Internet. Es una apologia al ceporrismo, donde la incultura pasa a ser un valor positivo, tanto que se debe presumir de ella. Lo importante es ser famoso. Os dejo el video, donde me sigo preguntando, ¿qué demonios aplaude la gente del plató?




No me resisto a permanecer callado mientras nos sumimos en la tristeza cultural más absoluta. Actuemos dandole al boton del mando a distancia.

1 comentario:

Homellop dijo...

Solo puedo sentir una cosa, vergüenza ajena, bueno y también tristeza y me queda una reflexión. Tantos años que me he pasado hincando los codos, para terminar de chupatintas en una compañía que presume de ser la mejor del mundo en su ámbito y esta que no ha hecho la O con un canuto cobrando mas pasta en una semana que yo en un año. Ahora eso si no cambio el ser chupatintas por ser chupapollas.