jueves, 26 de mayo de 2011

TELEFONICA: Lo rentable es parar los despidos y las segregaciones. YO FIRMO

Es necesaria una ley que impida los despidos en empresas con beneficios, y más cuando estos beneficios son astronómicos. La práctica de estos últimos años, ha demostrado que el sector público crea más empleos, no deslocaliza y proporciona a la ciudadanía mejores servicios y desde una visión más social que cuando éste se privatiza como en los casos de Telefónica, Banca Argentaria, Compañías Eléctricas, etc.

Desde mediados de la década de los 90 del siglo pasado hasta hoy Telefónica ha destruido 45.000 empleos estables y con condiciones laborales negociadas, sustituyéndolos por empleo precario, mileurista y sin derechos laborales y sindicales efectivos para los que exigen mejoras. La política laboral de Telefónica en estos años, coincidente con su evolución de empresa semipública a una multinacional plenamente dependiente del capital financiero transnacional, sumada a la practicada por la totalidad de multinacionales, ha sido determinante para configurar el actual mercado laboral, segmentado con predominio creciente de la precarización, y para configurar una realidad en la que los salarios representan una parte cada vez menor del PIB.

En el transcurso de este proceso, el empleo de calidad ha ido disminuyendo al mismo tiempo que se incrementaban los beneficios, hasta alcanzar el año 2010 la cifra record de 10.167 millones de euros. Rechazamos los planes de Telefónica de reducir mas de 8.500 empleos para sustituirlos por otros trabajadores en precario, ya que el sector continúa en expansión, no sólo a nivel de los beneficios empresariales, sino también de las personas empleadas en el sector. El anuncio en si ya es un escándalo, pero todavía lo es más, en el contexto de crisis y de tasas record de desempleo. No es una buena señal para la economía de un país que la primera empresa en beneficios del país, también destruya empleo. Si lo hace la primera empresa en beneficios, ¿qué impide hacerlo al resto que ganan menos e incluso tienen perdidas?

No es cierto que los costes laborales de Telefónica sean elevados, pues son 2658 M, un tercio de lo que reparten a los accionistas 7300 M de €. Tampoco es cierto que el Grupo Telefónica pierda dinero, ya que los beneficios obtenidos en el estado son de unos 4.400 millones de euros y no se podría explicar la expansión del Grupo Telefónica en otros mercados mundiales, sin la existencia y sin el trabajo, ayer y hoy, de los trabajadores de Telefónica SAU.

Son imprescindibles medidas legales que limiten los abusivos salarios de los directivos de multinacionales y bancos, que a través de varios conceptos (salario, dietas, bonus, acciones, etc.) han llegado a alcanzar la diferencia de 1 a 200 respecto a los asalariados de esa empresa que son titulados superiores. Es una vergüenza que los directivos de Telefónica se repartan 450 millones de euros, mientras que cada mes se dan miles de desahucios, hay casi 5 millones de parados, y de ellos, 1 millón sin ningún subsidio para subsistir. Mientras tanto, el Consejo de Administración se ponen salarios escandalosos, hasta mas de 10 millones de € como en el caso de Alierta, al que denunciamos porque tras comprobarse en sede judicial que eran ciertas las acusaciones del fiscal, a logrado salvarse por prescribir el delito y ahora, encabeza el lobby patronal que plantea no subir el IPC a los trabajadores.

Igualmente se deben realizar cambios legislativos para que las indemnizaciones por despido en las empresas con beneficios deje de ser un gasto deducible del Impuesto de Sociedades, ya que de continuar la fiscalidad actual, toda la sociedad está financiando indirectamente la destrucción de empleo en Telefónica, mediante la reducción de impuestos por ERE, es una reducción de ingresos públicos que puedan revertir en servicios sociales públicos.

Es necesaria la implicación de la sociedad, desde sus gobernantes, las fuerzas políticas, los sindicatos, la ciudadanía, etc. para que los beneficios astronómicos de Telefónica repercutan en el resto de la sociedad, vía menores precios y tarifas de los servicios de Telecomunicaciones (de los más altos en Europa en relación con el poder adquisitivo), con la creación de empleo de calidad (referente para el resto de empresas) y con la inversión necesaria para el disfrute, de toda la población, independientemente de su nivel de renta de las últimas y mejores tecnologías que en cada momento se den, así de una calidad de excelencia en todo lo relacionado con esos servicios, desde los servicios de atención del cliente, hasta mantenimiento.

La competencia en el Sector de las Telecomunicaciones no debe darse en condiciones laborales a la baja, sino en precios y en calidad de servicios. Es imprescindible garantizar unas condiciones mínimas de partida para todo el mundo que trabaja en el sector telecomunicaciones, independientemente de la empresa en que lo haga, contrata o subcontrata, pudiendo ser mejoradas lógicamente por los Convenios de Empresa o Grupo. Se debe legislar para que dicha adscripción a dicho Convenio sea obligatoria para obtener la licencia de operador.

Se hace imprescindible abrir un proceso de serio debate y crítica sobre el proceso de liberalización de las telecomunicaciones en la Unión Europea y sus consecuencias sobre: el acceso igualitario al servicio prestado y su calidad, a la cantidad y calidad del empleo generado, su contribución al desarrollo de los mercados internos y al crecimiento económico. Este debate no debe descartar que por razones dogmáticas no se consideren alternativas, como la vuelta del sector al control público. Los retrasos en la implantación de la banda ancha van a la par de ser la mas cara de Europa y esto si que tiene un gran impacto en la productividad de todo el sistema.

Ante los testimonios presentados por delegados de mas de 10 sindicatos, y ante las manifestaciones de que la economía sumergida debe aflorar (BOE de febrero y mayo), exigimos un urgente plan de Inspección contra el fraude fiscal, para que las mas de 300 contratas y 1.500 subcontratas y autónomos que trabajan ya para Telefónica desde la privatización total del año 1.996, coticen las horas extras que no cotizan a la seguridad social y se de a los trabajadores el día de libranza por trabajar un sábado o festivo, eliminando la represión laboral y/o sindical contra aquellos los que exigen y/o defienden cobrar como marca la ley.

La crisis no se resolverá si las empresas que más beneficios obtienen son las que destruyen empleo en vez de crearlo. ¡¡Ningún despido en Telefónica, ni por represión sindical, ni por el nuevo Artº 52.d de la reforma laboral, ni para externalizar trabajo. !!




En Comentarios iré poniendo la lista de ADHESIONES

Por cierto ESTE MES LA ENCUESTA (ver a vuestra derecha de la pantalla) VA DE ESTE TEMA

9 comentarios:

Toni Perico dijo...

Miren Etxezarreta -(Catedrática Economía de Universidad Autónoma Barcelona-economistas colectivo Taifa)

Angels Martínez Castells (Profesora Universidad de Economía De Barcelona. Dempeus Salud Publica)

Arcadi Oliveras (Profesor de Economía de Barcelona- Justicia y Paz)

Albert Recio (Profesor de Economía Aplicada de la Universitat Autonoma de Barcelona- Revista Mientras Tanto)

Joaquín Arriola (Profesor Economía Bilbao- )

Juan Torres Lopez (Prof. Análisis Económico y F Económicas Sevilla)

Pedro Montes (Economista del Banco de España- Coordinadora Socialismo SXXI)

Juan .Martín Seco ( Profesor Economía de Madrid)

Toni Campos i Alòs (Economista, Blogger, Trabajador de Telefonica y Coordinador del Sector del Transport i les Telecomunicacions d'EUIA)

Diosdado Toledano (Coordinador de cooperación y altermundialismo de IU)

Xabier Vence (Catedrático de Economía Aplicada, en la Universidad de Santiago de Compostela.)

Vicente Romano (Catedrático jubilado Universidad Complutense Madrid y escritor.)

Alfredo Grimaldos( Periodista y Escritor)

Manuel Martínez Llaneza (Profesor de la Escuela de Ingenieros Aeronáuticos, Madrid)

James Petras (Profesor de la Universidad de Binghampton, EE.UU)

Jose Mª García Mauriño (Ex Secretario general de Cristianos por el Socialismo)

Carlo Frabetti (Escritor y periodista del diario PUBLICO)

Angeles Maestro (Doctora- Sanidad Publica CAS y exdiputada Parlamento Madrid)

Carlos Taibo (Profesor de la UAM. MADRID )

Armando Fernandez Steinko (Profesor de Sociología UAM Madrid)

José Adelantado (Profesor de Sociología-Universidad Autónoma de Barcelona)

Diego Guerrero (Profesor Economía de UAM Madrid)

Miguel Guerrero Sánchez(Coordinador de Jubilados de CC OO de FECSA-ENDESA)

Diego Cañamero (sindicato andaluz de trabajadores SAT)

Candido y Morala (CSI DE ASTURIAS)

Joaquín Sagaseta Pardas
José Ramón Perez Melendez (Abogado laboralista de Canarias)

Joan Herrera i Torres Secretario General de Iniciativa-Els Verds i Diputat del Parlament de Catalunya

Jordi Miralles i Conte (Coordinador General de Esquerra Unida i Alternativa i Diputat en el Parlament de Catalunya)

Esther Vivas (Izquierda Anticapitalista-Des de Baix)

George Mavrikos (Secretario General de la FSM. Federación Sindical Mundial)

Rosa Cañadell-Ricardo Rodilla (Portavoces Sindicato Enseñanza Cataluña USTEC-IAC)

Luis Blanco- Marcela Güell (SINDICATO ADMINISTRACION PUBLICA CATAC-IAC y Sanidad CTS-IAC)

Edu Lucas (Portavoz de la FTC-IAC Intersindical Alternativa de Cataluña)

Josep Mª. Dellà Fabà ((Presidente del Sindicato de Seguros ZURICH OTZA)


Ricardo García Zaldívar. (Presidente Estatal de ATTAC)

Carlos Ruiz Escudero, (Vicepresidente de ATTAC)

Iago Santos Castroviejo, (Doctor en Economía y profesor de Economía Aplicada en la Universidad de Vigo)

Alejandro Andreassi Cieri (Profesor de Historia de Historia Moderna Contemporánea de la UAB)

Jesús Castillo, (Profesor de la Universidad de Sevilla)


Ana Rincón, (profesora de la Universidad de Sevilla. : En lucha)

Juan Pablo Mateo Tomé (Profesor economía Universidad Barcelona)

Salvador López Arnal (profesor de Filosofia de la UNED)

Juanjo Nogales Domínguez (Delegado Comité Empresa Barcelona INDRA SISTEMAS)

José Anton Valverde (Delegado sindical ATOS sistemas )

Oscar Murciano (Delegado sindical comité empresa de Helwet Pacard HP)

Vicent Mauri (Intersindical Valenciana )

Miguel Cihuelo Caraso (Intersindical Aragón-coordinador)

Gonçal Bravo Jordi Aldeguer (portavoz nacional de la COS y secretario de organización de la COS)

Angel Luis Parra (Responsable Movimiento Obrero Corriente Roja)

Daniel Morcillo Álvarez (Arquitecto y Concejal Ayuntamiento Madrid IU)

Juan Ramón Sanz (Diputado de la Asamblea de Madrid por IU)

Óscar Simón (CUP-Barcelona en Lluita)

Toni Perico dijo...

Francesc Matas i Sala, como Secretario del POR (Partit Obrer Revolucionari)

Josillou dijo...

(***)

Me fastidia ver a Cesáreo Alierta, un depredador sin entrañas que ha hecho bueno a su antecesor Villalonga, al lado de los sucesivos gobiernos de este país, ejerciendo de empresario modelo. La crisis ha sido provocada por el capitalismo salvaje pero es el trabajo el que tiene que apretarse el cinturón y perder todos los derechos conseguidos en siglos de lucha.

La noticia del despido colectivo del 20 por ciento de la plantilla de Telefónica, una empresa que en 2010 superó los 10000 millones de euros de beneficios, viene acompañada del anuncio del reparto de 450 millones de euros en acciones entre 1.900 directivos de la empresa. Hienas sin recato, víboras con corbata derrochando chulería.

Estos tres datos delimitan a las claras la política empresarial llevada a cabo por la dirección de la compañía y es una muestra desvergonzada de cómo las empresas participan del progreso en las sociedades donde están ubicadas.

Desde luego Telefónica participa cada vez menos del progreso y bienestar de los españoles, le importamos poco, a pesar de seguir sacando la bandera española cada vez que le es rentable en América latina. Ante esto deberíamos preguntarnos si tenemos como Estado que promover a ciertas empresas españolas en el extranjero si luego sus beneficios no revierten en el conjunto de nuestro país sino en unos pocos.

Telefónica no participa de los grandes efectos de la crisis de liquidez, ya que en su negocio los ingresos son mensuales y sus clientes, la gran mayoría de españoles o empresas, no le pueden exigir aplazar sus pagos o reducción de cuotas o gastos. Son lentejas; si quieres hablar por el móvil o conectarte a internet has de pagar sus altas tarifas, de las más caras de Europa, y si no tragas pues desconectado de las nuevas tecnologías. Esta decisión no forma parte de la crisis ni de sus consecuencias y se habría dado también en tiempos de bonanza económica, es una política empresarial ajena a la situación nacional.

Telefónica es una empresa estratégica para salir de la crisis ya que en la promoción de las nuevas tecnologías tiene un papel fundamental y debería participar de una estrategia estatal, facilitando a precios razonables para que particulares y empresas pudieran comunicarse a través de la red y sus beneficios.

Telefónica despedirá trabajadores con derechos laborales para después subcontratar trabajadores con menos derechos laborales y salariales. Algo que no les es ajeno, ya que llevan años haciéndolo con infinidad de empresas como Abentel, Cotesa, etc., los trabajadores de estas empresas tienen peores salarios y la amenaza constante de que algún cargo intermedio de Telefónica le quite la contrata a su jefe y se queden en paro porque la empresa de al lado haga una oferta inferior y más rentable para la principal.

Las empresas de este tamaño siempre suelen pactar al adelgazamiento de sus plantillas con los sindicatos, ya que no tienen problemas económicos a la hora de pagar indemnizaciones, prejubilaciones, o como quieran llamarlas que para eso de nombrar eufemísticamente a los despidos, se pintan solos. Pero sí tiene un coste en el conjunto de la sociedad, ya que sus decisiones empresariales repercutirán en el aumento de gasto social referente a pago de prestaciones y jubilaciones anticipadas.

Desde luego, Alierta, ya está bien, hombre. ¿Tú cuando te retiras a disfrutar de tus millones y a ejercitarte en el noble arte de hacer puñetas? Siento asco cuando veo tu imagen frailuna de individuo taimado que nunca ha roto un plato. ¿No has provocado ya bastante dolor? ¡Ojalá no tardes mucho en pagar por tus canalladas y por tus crímenes! Aunque sean crímenes estudiadamente legales.

Anónimo dijo...

Mikel Echaniz (Vitoria-Gasteiz)

Toni Perico dijo...

Más adhesiones del mundo academico y social:

Jose Luis Sampedro (Catedratico de estrucutra economica de Madrid y Escritor )

Jean Pierre Lacazze (Representante del sindicato SUD de France Telecom)

Xosé Manuel Beiras Torrado (exdiputado BNG y cátedra Estructura Económica de Santiago de Compostela)

Quim Boix (PCPE y miembro del Buro Internacional de la FSM)

Toni Perico dijo...

Me indigna esta noticia: Un ejecutivo de Telefonica juega con su Ipad mientras se anuncia el despido de 8.500 personas . ¿es este el mundo que dejamos a nuestros hijos?

http://twitpic.com/52ngpl

Toni Perico dijo...

Rectificacion: El ejecutivo de Telefonica juega con una Tablet (que por cierto, sólo comercializa Vodafone) el dia de la Junta de Accionista

Vicent dijo...

Yo también apoyo la moción, pero no soy nadie, solo un vulgar empleado de esta empresa y con un pie en la calle. Lo que más me jode de todo esto es que esos ejecutivos tan nocivos no tienen ni puta idea de telecomunicaciones y a pesar de saber que todo el valor de la empresa que "maldirigen" se debe a nosotros, a ellos se la suda.
Realmente se aprovechan de que tenemos más principios que ellos, de lo contrario no nos costaría mucho cojer un fusil de largo alcance y abrir a todos ellos una nueva vía de entendimiento en su cabeza.

Toni Perico dijo...

Gaspar Llamazares (Diputado en el Congreso por IU)