viernes, 14 de enero de 2011

Mi mirada de Ariana

Esta semana he ido a  la exposición AFGANISTAN en la Casa Asia de Barcelona. Tuve la suerte de poder disfrutar de  dicha exposición comentada por la comisaria de la exposición, la directora de Cultura y Exposiciones de Casa Asia, Menene Gras.

Debo deciros que gracias a esta exposición he descubierto una joya del modernismo, el Palacio Baró de Quadras , el edificio donde se encuentra la CASA ASIA (Av Diagonal nº 373 de Barcelona). Aunque fuera sólo por este magnífico edificio de cuento de hadas, vale la pena ir. Si además se acompaña de una buena expocisión, la visita se hace casí imprescindible. Tanto la exposición como la visita al edificio es gratis.

La exposición acoge una muestra de instantáneas y relatos sobre el Afganistán contemporáneo, fruto del trabajo desarrollado por tres fotógrafos  ( Guillermo Cervera, François Fleury y Rubén Guillem) y dos periodistas sobre el terreno (Plàcid Garcia-Planas y Guillaume Fourmont-Dainville), todo ello aderezado con pasajes del novelista afgano Atiq Rahimi. También incluye una cuarentena de retratos anónimos de afganos, (hombres ataviados con turbantes, flores y armas) hechos en estudios de Kabul y todas esas fotografias están coloreadas a mano siguiendo la tradición del país, viendose semejantes fotos por primera vez en una sala de exposición.

Afganistan es un pais sumido en guerra permanente desde hace 32 años, con una esperanza de vida que ronda los 45 años, con 2 millones de niños huerfanos, con indices de analfabetismo femeninos que rondan el 80 % ,  donde las formas de violencia hace las mujeres son habituales y donde la barrera entre vida y muerte no es sólo muy fragil, si no que es cotidiana.

Precisamente el contraste de los datos con las imagenes cotidianas de la vida en el país, es lo que hace interesante la exposición.  La exposición documenta el presente de Afganistán donde tradición y modernidad están en conflicto permanente. Las fotografías, junto a los textos de los periodistas destinados en el país, aportan un valor no sólo artístico y narrativo, sino que también tienen un valor testimonial. Por ejemplo, Guillermo Cervera o  Plàcid  Garcia-Planas son de los escasísimos periodistas occidentales que trabajan en Kandahar (la capital espiritual de los talibanes), por las calles de Kabul y los caminos de Badgis, por el valle talibán de Mashali Kamar, o el valle talibán de Arghandab , viajando por su cuenta, sin estar incrustados en ningún ejército occidental. Por eso, dónde algunos sólo ven tienen una mirada diferente sobre Afganistán. Allí donde otros ven marines, atentados, políticos, burkas y estereotipos;  ellos ven travestis, boxeadoras, macarras, skaters y cometas. Es la otra mirada a la realidad cotidiana afgana, tan real como nos llega al sofá de casa desde los medios. Una mirada completa a la otra. ¿Sabiais por ejemplo, que en 1920 se aprobó la enseñanaza obligatoria para niños y niñas en Afganistan? Comparadlo con que ocurria en España en esos años.

Destaco por su interés,  los relatos de Placid Garcia Planas, que pueden leerse en la exposición. Hacen pensar. Me impactó sobretodo, un relato titulado "¿por que llevas Bhurka?" que es una conversación de él con una mujer afgana en un barrio taliban de Kabul. La mujer que ve su realidad cotiadian a traves de 250 agujeros de la medida de un palillo (curioso dato el de los 250 agujeros), le acaba pidiendo al occidental que le traiga la electricidad (una placa solar) , dando a entender que tanto le limita el Burkha, como la falta de lo más básico para vivir.

La exposición estará abierta al publico hasta el 26 de marzo.

En el marco de la exposición, se proyecta este sabado día 15 de Enero a las 19:00 horas (entrada gratuita) en la propia Casa Asia , el documental de 90 minutos llamado LA MIRADA DE ARIANA. Ariana era el antiguo nombre de Afganistan.  El documental trata de rescatar la historia de Mirwais, el joven cineasta que emigró como tantos otros a raíz de la situación política de su país. Al regresar a Kabul, éste decidió documentar la odisea que padecieron sus compañeros del Afghan Film (la Filmoteca Nacional de Afganistán). Ni amenazas, ni vejaciones o penurias les hicieron desistir de su objetivo, para salvar de la destrucción el archivo fílmico de Afganistán. Este documento reúne el testimonio de los esfuerzos llevados a cabo para garantizar la supervivencia del cine afgano y de una cultura en peligro de extinción, en circunstancias como las que ha vivido este país durante los últimos treinta años. Todo lo que se ha logrado salvar, documenta la vida antes de la guerra, la vida cotiadiana de hace 32 años, una vida posible, una vida que existió y que a pesar de potencias extranjeras y talibanes, puede volver a existir.

En dicha proyección estará el director del documental , Ricardo Macián , y al finalizar habrá un coloquio abierto, que será muy interesante.

Debo decir, que el día que fui a la exposición, tuve la inmensa ilusion de entender mi primera palabra escrita en arabe  fuera de las clases que imparto del idioma. Precisamente era "Afganistan" el nombre de la exposición. Y es que un idioma como el arabe , que tiene 14 formas diferentes de llamar al amor (la más conocida es Habibi), no se me podía resistir...

2 comentarios:

La Mare dijo...

Buen resumen de una tarde muy enriquecedora y didactica, sobre un pais bastante desconocido (para mi)ja que la mirada sobre las fotografias y los textos escritos , descubren una realidad muy diferente, no por eso menos dura.Punto y aparte es la historia de la mujer que no le preocupa tanto, tapar su rostro, sino la carencia de lo más necesario, para ella y sus seis hijos.
La leccion aprendida es que nos quejamos muchas veces de puro vicio o costunbre.

masbirras dijo...

Ricardo Macián es compañero de trabajo mío y reconozco que ha hecho un documental excepcional. Vale la pena verlo, te lo recomiendo.